lunes, 25 de diciembre de 2017

Clausura Cursillo nº77 Alcalá de Henares


Hemos clausurado, el día 10 de diciembre, nuestro Cursillo nº 77 de la Diócesis de Alcalá de Henares, celebrado los días 7 al 10 de diciembre-2017 en la casa de espiritualidad Verbum Dei, en el municipio de Loeches. Qué bonita fecha para vivir el cursillo coincidiendo con la festividad de la patrona de España, la Inmaculada Concepción. Ella lo ha cuidado especialmente y nos ha acompañado a todos, preparándonos para vivir más intensamente el tiempo de Adviento. Todos los presentes en la clausura, pudimos ver lo que Dios ha hecho en cada uno de los nuevos cursillistas que emocionados y agradecidos testimoniaban cómo su corazón había cambiado en su paso por el Cursillo, y le dábamos gracias por esa muestra de amor y derroche de Gracia, que preparaba más nuestro corazón para la llegada de Jesús esta Navidad.

Quiso acompañarnos en la clausura, como habitualmente hace, nuestro obispo D. Juan Antonio ReigPlà. Él nos hacía ver la soledad e individualismo que vive nuestra sociedad, que conduce a la tristeza y a la falta de expectativas, cuando paradójicamente, estamos religados a Dios que es comunión.

Dios tiene una gran paciencia activa, viene a buscarnos para dar respuesta a nuestros enigmas (¿quién soy?, ¿para qué la enfermedad y la muerte?...), y nos conduce a la Iglesia, que es la respuesta a la soledad del hombre.

Y así nos lo mostraban nuestros hermanos, que en representación de cada ultreya de la diócesis alcalaína,contaban cómo vivían su cuarto día para mantener y acrecentar el tesoro de la fe: no podemos vivir nuestra fe en soledad, la Iglesia nos da las ayudas y la comunidad donde poder alimentarnos y vivir De Colores.

¡¡Ven Señor Jesús!! gritamos. Llena nuestros corazones con tu presencia y sácialos de tu amor.


De Colores


Emma Muñoz


jueves, 14 de diciembre de 2017

Nueva andadura y agradecimientos a Mercedes Herraiz



Comenzamos una nueva andadura a través de nuestro blog, con las miras puestas en la creación de una página web, que nos permita ofrecer a toda la comunidad de Cursillos de Cristiandad de la diócesis de Alcalá de Henares la información necesaria con una estructura de acceso más sencilla.
He tenido intención de escribir esta pequeña nota muchas veces desde la vuelta de vacaciones, pero unas veces por circunstancias ajenas y otras por circunstancias propias, entre las que se encuentra la pereza, he ido posponiéndolo una semana tras otra. Mea culpa, sin excusas.

Pero además de pediros disculpas por el retraso en la reanudación de las actividades del blog, quiero, desde aquí, agradecer a la persona que se ha estado ocupando de estas actividades (y de otras más) durante los últimos años su dedicación y entrega.

Mercedes Herraiz, muchas gracias por todas las horas dedicadas a las tareas de comunicación del MCC de Alcalá de Henares, a la confección de carteles, al mantenimiento del blog y de las cuentas en las redes sociales, etc. Espero que nos hagas llegar tus comentarios, necesidades y puntos de vista acerca de cómo podemos estructurar esa nueva página en la que estamos trabajando.

Pero esto también lo hago extensivo a toda la comunidad, la página ha de estar al servicio de nuestro movimiento y, por tanto, debe de poder aglutinar todas las informaciones que podáis necesitar, así que esperamos la colaboración de todos. También para hacernos llegar las noticias y artículos que harán que este blog/página web esté vivo.

Un abrazo y DE COLORES

Fernando

Resp. Comunicación

martes, 28 de noviembre de 2017

Convivencia de Preescuela

PREESCUELA (Alcalá de Henares)

Es costumbre, cuando empezamos un nuevo ciclo, hacerlo  con un retiro o convivencia de inicio de escuela, para centrar nuestra mirada en lo que nos ocupa, la misión a la que el Señor nos ha llamado.

Este año lo hemos hecho con una preescuela, los días 10 al 12 de noviembre en la casa diocesana de Torrelaguna (municipio perteneciente a nuestra diócesis alcalaína).

Si tenemos que poner un titular a lo que hemos vivido estos días, sería: “Ilusión, comunión y entrega”.

Nuestro carisma está impregnado de esas tres cosas.

Empezamos la primera noche con una meditación, dirigida por nuestro consiliario D. Javier Ortega, en la que se nos invitaba a recordar la primera llamada, el primer amor. Qué precioso recordar la frescura de ese primer encuentro enamorado que nos impulsa a seguirle con entusiasmo. Podríamos imaginar la sonrisa de Dios ante ese impulso enamorado mezclado de precipitación e imperfecciones, con las que Él cuenta. Y en ese clima de oración, pedíamos al Señor que nos renovara esa primera llamada, ese primer amor.Afianzar nuestra ilusión.

Dios es el motor que nos ilusiona, nos une y nos lleva a la entrega.

La ilusión no es un sentimiento, nace de la convicción de que Dios nos ha llamado, nos ha elegido. Esa convicción nos llena de alegría y renueva en nosotros el deseo y necesidad de dar testimonio de lo que Él hace en nosotros, testimonio de vida.

A partir de aquí, nos adentramos en recordar y conocer más nuestro movimiento, y su carisma, donde nos sentimos llamados a trabajar para el Señor como opción prioritaria.

Estuvieron con nosotros un equipo formado por hermanos del Secretariado Nacional: Goyi Cerro, Paco Sanz, Rosa Cabanillas, Mario Guimerans, Jaime López y Paco Jiménez, que nos motivaban e invitaban con sus rollos testimoniales a seguir caminando aquí, donde Dios nos ha colocado.

Haciendo un repaso por la historia de nuestro movimiento, descubríamos la dificultad de los comienzos y a la vez la intensidad de la llamada de esos iniciadores y colaboradores de entonces, movidos por el mismo carisma, para acercar a Dios a las personas de aquella época, poniendo las bases y trabajando para desarrollar lo que somos. Un buen comienzo para sentirnos agradecidos al Señor por regalarnos formar parte de algo tan grande, a la vez que nos invadía un espíritu de comunión con ellos. Ahora, como entonces, somos necesarios, Dios quiere que demos fruto con nuestro carisma (recordábamos las palabras del Papa Francisco en la ultreya europea en Roma en 2015).
Nos adentrábamos en hacer un repaso y conocer mejor lo que nos conforma (nuestro carisma, mentalidad, finalidad), así como la estrategia y método para llevarlo a cabo con sus tres tiempos: el precursillo, cursillo y poscurillo. Si algo caracteriza a nuestro movimiento es la amistad desde la unión con Cristo, y esa es nuestra estrategia. Al estilo de Jesús, persona a persona.

La amistad que nos lleva a la comunión, entre nosotros y con los demás. El amor es lo que mueve y motiva. Algo que hemos podido experimentar y gustar estos días de convivencia.

Todo ello nos impulsa a la entrega, para dar lo que hemos recibido.

Tuvimos tiempo para reflexionar sobre lo que es ser dirigente: un alma que se siente responsable de una misión. Esta misión me identifica, forma parte de mi ser, y va donde yo voy, el dirigente lo es sobre todo para el cuarto día, fermentando nuestros ambientes.

Descubríamos que la Escuela, motor del movimiento, es una escuela de santidad, formación y comunión.

Un maravilloso engranaje, inspirado por el Espíritu Santo, que es Vida, y nos mueve a comprometer la nuestra por Cristo aquí en Cursillos.

Estos dos días, nos han ayudado a renovar nuestro compromiso y a dar las gracias a Dios por lo mucho que nos quiere, dándonos esta comunidad donde Él se hace presente entre nosotros y nos une en comunión.

Citando a Sebastián Gayá: el movimiento de Cursillos de Cristiandad es un misterio de amistad.
Gracias, hermanos

¡¡De Colores!!


Emma Muñoz



lunes, 31 de julio de 2017

EUCARISTÍA Y CENA DE SAN PABLO DEL MCC DE ALCALÁ

 
 
Eucaristía y Cena de San Pablo 2017

 
 
 


 


 

 







 

Cena de San Pablo 2017.
Tuvo su antecedente en la "Cena Italiana" que, en 1999 celebramos como una manera de conseguir fondos para la Ultreya Mundial que tendría lugar en Roma con el papa San Juan Pablo II al año siguiente y a la que acudimos un nutrido grupo.
Como viene siendo habitual desde el año 2000 que la iniciamos tal y como conocemos nuestra "Cena de San Pablo", todos los años de manera ininterrumpida celebramos a nuestro patrón en torno a su festividad junto con San Pablo (29 de junio). Este año fue el viernes 23 de junio, solemnidad del Corazón de Jesús, tuvimos nuestra tradicional cena de San Pablo celebrando a nuestro patrón los cursillistas de la diócesis alcalaína compartiendo la alegría de reunirnos y concluir el curso.
 
En esta ocasión comenzamos la velada con una Eucaristía previa a la cena en la capilla de las Adoratrices en Alcalá de Henares, antigua casa diocesana y sede del MCC y en la que celebramos del cursillo 12 al 17 de nuestra diócesis y que forma parte de nuestra historia. El Señor quiso traernos nuevamente a esta capilla en la que hemos celebrado numerosas Eucaristías de nuestra Escuela, de la Ultreya de Alcalá y de las clausuras de esos Cursillos.

En esta ocasión era para pedir al Señor sanación de todas aquellas imperfecciones, fallos y heridas personales y también comunitarias, y que sólo Él puede restaurar. Queríamos terminar este ciclo renovados en la comunión entre nosotros y con Dios, para que, recordando el lema del pleno nacional recientemente celebrado, “unidos en comunión fructifique el carisma”.

La Eucaristía estuvo celebrada por nuestro consiliario D. Javier Ortega, y asistimos integrantes de las diferentes ultreyas de la diócesis.

Nuestro consiliario recordaba que, a pesar del cansancio, la alegría se impone cuando Jesús está presente en nuestras vidas y su paz llena nuestro corazón. Nos invitaba a examinarnos interiormente de las veces que Cristo no ha sido el motor de nuestra vida con las consecuencias que en nuestras relaciones personales y comunitarias conlleva. Hicimos una preciosa oración final reconociendo que Jesucristo conoce lo que hay en nosotros y entre nosotros y a Él nos confiábamos para que restaurase todo lo que impide su acción en nuestras vidas y en nuestra comunidad. 

Después de esta preciosa celebración… ¡de la Misa a la mesa!: a unos pocos metros de la capilla se encuentra el restaurante donde nos desplazamos para festejar a San Pablo con nuestra cena. Nos acompañaban nuestro consiliario y algunos sacerdotes vinculados al MCC, y donde una vez más compartíamos mesa, conversación, abrazos…, en definitiva, la alegría de sabernos unidos por los lazos del amor de Dios.

Como cada año, terminamos la cena con nuestra clásica “tombolilla”. Gracias a la infatigable labor de Juanamari, innumerables y magníficos regalos cuidadosamente preparados nos estaban esperando. Presentes que previamente habíamos aportado entre todos, estaban debidamente inventariados, ornamentados y envueltos. Después estaba el sorteo mediante una rifa un estupendo jamón, lomo y queso y chorizo y salchichón ibéricos. Nos divierte, alegra y mantiene la ilusión y curiosidad ver lo que a cada uno nos había tocado. Y de esta manera colaboramos para la labor evangelizadora del MCC con nuestra aportación.
Deseosos de seguir creando fraternidad, animándonos en nuestra tarea de evangelizar, de fermentar nuestros ambientes y empezar siempre de nuevo nuestro camino con el deseo de dar nuestro sí al Señor arraigados en la comunión del amor de su Corazón damos por concluido este curso.
Confiando en no estropear la obra que Él hace en nosotros y a través de nosotros, aprendiendo de Su Corazón a tratar a los demás como Él espera.
 
 
Con este artículo concluyo mi labor con los medios de comunicación: de su creación, gestión y mantenimiento. Ha sido una tarea realizada con entrega y responsabilidad llevada a cabo durante años estando así presentes en el sexto continente:
  • Facebook: (iniciado en enero de 2010).
  • Blog: (desde noviembre de 2010)
  • Google +: (desde febrero de 2014)
  • Twitter: (desde febrero de 2014).
 Todo sea para la gloria de Dios.
 
Os deseo muy feliz verano.
Un abrazo.
Siempre...¡De Colores!

Mercedes, Responsable de Medios de Comunicación MCC Alcalá de Henares

  
 

 

 



 
 




























 





¡DE COLORES!







viernes, 28 de julio de 2017

Triduo y Solemnidad en honor de los Santos Niños Justo y Pastor


Triduo y Solemnidad en honor de los Santos Niños Mártires Justo y Pastor
¡Celebramos a los patronos de nuestra diócesis!
Santos Niños Justo y Pastor, rogad siempre por nosotros.