sábado, 16 de junio de 2018

62 Aniversario Ultreya de Alcalá de Henares


El día 29 de mayo 2018, hemos celebrado en la parroquia de Santiago Apóstol de Alcalá de Henares, el 62 aniversario de nuestra Ultreya, bajo el lema: “Alegraos y regocijaos”, siguiendo la Exhortación Apostólica del Papa Francisco.

Una llamada a la santidad, que nos despertaba e invitaba a mirar más allá, a no dejarnos llevar por la rutina y el acomodo, y a desear la felicidad y libertad que da ser hijos de Dios siguiendo el plan que tiene para cada uno de nosotros.

Estaban presentes nuestros hermanos de las demás ultreyas de la diócesis: Coslada, San Fernando, Mejorada, Arganda, además de la ultreya anfitriona Alcalá de Henares.

Empezamos con la Eucaristía, que fue celebrada por nuestro consiliario D. Javier Ortega, y el director espiritual de la ultreya de Alcalá D. Jose García, en un clima de alegría y comunión. A continuación, pudimos escuchar el rollo, en el que bajo el lema escogido, Victoria Galán nos habló sobre la santidad, recordándonos que es tarea de todos los días, y nos alentó a dirigir nuestras aspiraciones para llegar a ella, no conformándonos con menos. Algo al alcance de cada uno, pues el día a día está lleno de ocasiones para cuidar los pequeños detalles que marcan la diferencia del cristiano que tiene como meta la santidad.

Victoria nos invitaba a leer la exhortación apostólica del Papa Francisco, y nos daba unas pinceladassobre algunos aspectos importantes tratados en ella en el camino de la santidad: paciencia y mansedumbre ante las contrariedades; humildad acompañada de alegría; audacia y fervor teniendo a Dios a nuestro lado; vida comunitaria como medio para santificarnos, como decimos en Cursillos: “nos salvamos en racimo”; oración, …

El rollo terminó con una preciosa canción entonada por algunos de nuestros hermanos, con letra de Santa Teresa de Lisieux: “No quiero ser santa a medias”, que alentó más nuestro deseo de perseverar y llegar a la meta de la santidad.

A continuación, una ronda de testimonios por un representante de cada ultreya, en la que compartían la importancia de la ultreyapara vivir con gozo el camino de la santidad: “una ayuda, una necesidad donde poder compartir con los hermanos la fe, cualquier circunstancia que nos preocupe, pues solos no podemos. Entre todos nos ayudamos a crecer, a perserverar..”

El turno de testimonios finalizó con las palabras de nuestro presidente Ricardo Arroyo felicitando a la ultreya de Alcalá por su 62 aniversario.

D. Jose García, director espiritual de la ultreya, nos invitó a leer la Exhortación del Papa Francisco: “Alegraos y regocijaos” sobre la llamada a la santidad en el mundo actual.

Cerró la ultreya nuestro consiliario D. Javier Ortega, con unas palabras que resumían la actitud y el camino para la santidad: “Recibir todo, aún las dificultades, gratuitamente, como una bendición, y darlo todo gratuitamente, sin cálculos ni comparaciones”.Y nos dio la bendición.

A continuación, terminamos con un ágape fraterno, con la alegría de compartir entre todos este encuentro.


¡¡De Colores!!

Emma Muñoz







martes, 5 de junio de 2018

Ultreya interdiocesana grupo Centro-La Mancha (MCC Alcalá)


El sábado 26 de mayo, hemos celebrado el grupo Centro-La Mancha, la ultreya interdiocesana. El lugar elegido ha sido el Colegio Cadenal Cisneros en Guadalajara.

A la celebración acudimos las diócesis de Getafe, Madrid, Guadalajara, Toledo, Cuenca, Ciudad Real, Zaragoza, y la nuestra: Alcalá de Henares.

Era un motivo de alegría y agradecimiento al Señor, pues el encuentro con las demás diócesis, la comunión entre nosotros y los testimonios, nos reafirmaban en la ilusión de seguir adelante.

El lema elegido ha sido: RENOVA2, se trataba de una llamada a renovar nuestra fe, nuestro carisma.
Victoria Galán, de la diócesis de Alcalá de Henares, fue la encargada de coordinar la celebración.

Se inició con una oración, poniéndonos en presencia del Señor. El viceconsiliario nacional, nos llamaba a ser laicos renovados, dóciles al Espíritu Santo, en comunión, a la escucha, para ser punta de lanza en la evangelización.

El rollo fue a cargo de Paloma Arnaiz, de la diócesis de Madrid, que nos habló de la santidad, que pasa por el camino de aceptación de Dios y su proyecto para nosotros en nuestra vida, ese proyecto de Dios es nuestro proyecto, nuestro ideal, que se hace realidad día a día, en nuestra vida cotidiana. Caridad, ilusión y entrega, piezas fundamentales en ese hacer vida ese proyecto de Dios en nosotros.
A continuación, turno de testimonios por un representante de cada diócesis, en el que nos hacían partícipes de su vivencia de la santidad, un camino en el que también hay espinas, pero lleno de esperanza y amor.

Como colofón, el obispo de Sigüenza-Guadalajara, D. Atilano Rodríguez, nos dirigió unas palabras cerrando este encuentro, recordándonos que el peregrinar a nuestra santidad no se realiza por nuestro esfuerzo, sino porque Dios quiere realizar su obra en nosotros.

Terminamos con la Eucaristía, presidida por D. Atilano Rodríguez, en un clima alegre, donde se hacía presente de una forma especial la comunión entre todos, pues nos unía un mismo Señor.

Después de la Eucaristía, una comida fraterna, donde conocernos mejor y estrechar lazos.

Una ocasión de gracia, en palabras de D. Atilano, para renovarnos en nuestra vida cristiana y que fructifique nuestro carisma.
¡¡ De Colores!!



jueves, 3 de mayo de 2018

Jornada de oración por las vocaciones en Alcalá de Henares (MCC)



El sábado día 21 de abril, se inició en Alcalá de Henares la jornada por las vocaciones. Para ello, se dedicó todo un día de adoración al Santísimo Sacramento con el fin de dar gracias al Señor y pedir por las vocaciones (sacerdotales, vida consagrada, nativas…)
La adoración tuvo lugar en la capilla del seminario, situado en la calle Santa María la Rica de Alcalá de Henares, donde se organizaron turnos para cubrir esas veinticuatro horas. El correspondiente a nuestro movimiento fue de 2 a 3 de la mañana.

Éramos un grupo representativo del movimiento los que allí nos congregamos, para postrarnos ante Jesús Sacramentado.

Se respiraba un clima de paz y calidez; el bullicio, que de vez en cuando se oía,de las voces de los transeúntes que pasaban por la calle, contrastaba con la serenidad y recogimiento que allí se respiraba, y que invitaba, aún más si cabe, al placer de la compañía de Jesús.

Más que un sacrificio, era un regalo que Dios nos daba el poder estar compartiendo juntos este rato delante de Él.

El sentimiento era de ser amado, acogido, acompañado  junto con los hermanos. Ese sentimiento es el que todo ser humano anhela, y sólo Dios puede satisfacerlo plenamente. El Señor desea llegar a todos, y necesita de nuestro sí, de personas comprometidas, y más allá, consagradas a Él, para tal fin. Y eso le pedíamos al Señor, romper miedos y barreras, y corazones abiertos a la gracia de Dios para que aumente el número de vocaciones que le lleven a los demás.

Sin darnos apenas cuenta, se nos pasó el tiempo de adoración, y dejamos paso al siguiente grupo que venía detrás. ¡Qué bonito sentirse y saberse parte de esta gran familia que es la Iglesia!.

Una vez transcurridas las veinticuatro horas de adoración, la jornada culminó con una Eucaristía el domingo 22 de abril, celebrada por nuestro obispo D. Juan Antonio ReigPlà, en la catedral de Alcalá.

Precediendo a la misma, nuestro pastor,  hizo un llamamiento a la escasez de vocaciones en España, tanto a la vida sacerdotal, consagrada, como también al matrimonio, destacando la realidad que viven las personas consagradas, donde la potencia del cuerpo es dominada por el espíritu, prueba de la existencia de Dios, que les lleva a consagrarse a Él toda su vida. Y ante ello, nos instó a una militancia activa desde la fe para enfrentarnos a esta realidad: “Si somos activos y respondemos a la voz del Señor, somos invencibles, esa es la victoria de la Gracia”.

Que la Gracia de Dios siga coloreando nuestras vidas y pintemos nuestros ambientes de Colores.


Emma Muñoz




lunes, 16 de abril de 2018

Clausura del Cursillo de Cristiandad nº78


El día 18 de marzo hemos clausurado el Cursillo nº 78 de nuestra diócesis, celebrado del 15 al 18 de marzo. Una vez más el Señor ha estado grande y así pudimos comprobarlo todos los que asistimos a la clausura y escuchamos los preciosos testimonios que se dieron.

Ha sido un Cursillo celebrado durante la cuaresma que ha ayudado, seguro, a los nuevos cursillistas a vivir con mayor intensidad la Semana Santa y a experimentar más profundamente el gozo de la Resurrección. Y es que Él no se cansa nunca de actuar y de tocar los corazones de todo aquellos que le buscan con corazón sincero.

Y para que otros muchos puedan tener también la oportunidad de experimentar esa alegría profunda que solo el Señor puede dar, tenemos a la vuelta de la esquina el Cursillo nº 79, que se celebrará del 27 al 30 de abril. ¡No dejemos de echar las redes! ¡Cristo cuenta con nosotros!

¡De colores!






sábado, 10 de febrero de 2018

Ultreya diocesana conversión de San Pablo (Alcalá de Henares)

El día 25 de enero, día de la conversión de San Pablo,  nuestro patrón, lo celebramos con una ultreya diocesana en la parroquia de la Santa Cruz, en Coslada (municipio de la diócesis de Alcalá).

A la misma acudimos desde las distintas ultreyas de la diócesis, así como hermanos que recientemente habían vivido el último cursillo celebrado bajo el patronazgo de nuestra madre bajo la advocación de la Inmaculada, y que pudieron participar de la comunión entre nosotros.

Nos acompañó nuestro querido obispo D. Juan Antonio ReigPlà, que quiso acompañarnos celebrando la Eucaristía, en la que concelebraban con él nuestro consiliario D. Javier Ortega, así como los sacerdotes: D. Miguel Angel Pardo, párroco de la Santa Cruz, y D. Alberto González, vinculado a nuestro movimiento.

D. Juan Antonio, nos animaba a ser luz entre tanta oscuridad, a ir a anunciar al mundo entero (citando a San Pablo) la buena nueva del Evangelio, que es Cristo. Porque la salvación es para todos.

El rollo, con el título: “Servir a los hermanos en la fe”, nos hacía reflexionar sobre el servicio que prestamos, y que nos tiene que llevar a salir de nosotros mismos y pensar en los demás, para que, como San Pablo, pongamos nuestros dones al servicio del Señor en lo que nos pida.

Un servicio donde nos llame el Señor, alegre, humilde y generoso, que sea una actitud de vida; podríamos elegir el lema: Hacer de la vida un servicio.
Pertenecer al movimiento de cursillos de cristiandad es vivir en clave de servicio.

A continuación, un representante de cada ultreya de la diócesis, hablaba sobre su servicio a los hermanos en el MCC: “un regalo de Dios, porque me hace sentir valorada, aprovecha lo que hay en mí”, “nos da el ciento por uno al servir, cada uno en función de su capacidad”, “dando amor a mis hermanos, ofreciendo lo que soy y lo que tengo”, “la Palabra de Dios me ayuda a descubrir dónde Él me llama”, “he ido pasando por distintos servicios en el movimiento a lo largo de estos años, y Dios siempre te desborda con lo que te da. Con cualquier pequeño detalle se puede servir a los demás”.

“Dar gratis lo que hemos recibido gratis, responder al amor que nos da el Señor sirviendo a los hermanos con amor”.

Concluíamos con un ágape fraterno con el que teníamos la ocasión de compartir conversación y estrechar más nuestros lazos.


¡¡De Colores!!